¿NUNCA TOCASTE EL SAXOFÓN?

• ¿Hay que tener un saxo para empezar?
Tengo uno para prestar las primeras clases. Esto sirve también para probar y poder definir si es lo que uno busca. Ante la decisión de continuar con el aprendizaje, es ineludible la compra del instrumento.

• ¿Hace falta algún conocimiento previo?

No es necesario.

• ¿Hay algún límite de edad?

El mínimo (para mi) es entre los 10 y 11 años, depende la contextura física. No considero que haya un máximo.

• ¿Qué saxofón debería comprar al empezar a aprender?
Lo mejor es no comprar impulsivamente y sin asesorarse.

La búsqueda del saxo es parte de la tarea del docente, entre en duda si su maestro no prueba el saxo antes de que Ud. lo compre o si lo deriva a un negocio sin acompañarlo.
Ante la tan escuchada frase "Yo empecé con un saxo horrible y salí adelante", me pregunto ¿comenzar el proceso de aprendizaje sufriendo nos vuelve mejores personas o mejores artistas en algún sentido?

El saxo de por si es bastante complejo como para sumar problemas evitables, un instrumento mal calibrado o de mala calidad puede no dejarnos progresar.
También hay que evaluar la contextura física del alumno y sus preferencias musicales.
No acuerdo con que los saxofones chinos sean "lo ideal" para comenzar: tienen forma de saxo y llaves de saxo, pero sólo suenan a saxo tocados por un profesional ya formado.
Hay -por el mismo precio- instrumentos de estudio usados con un sonido y respuesta técnica mas amigables.
Si, necesitan ser calibrados periódicamente, pero... ¿acaso Ud. dejaría de tener un perrito porque hay que vacunarlo?

• ¿Cuánto se tarda en poder tocar algo, una canción por ejemplo?
Depende de la práctica, más o menos uno o dos meses.

• ¿Qué boquilla me recomendás para...?
La intención al hablar sobre esto es ubicarla en su justo lugar, porque hay mucho fetichismo alrededor y por ende una comercialización desaforada. Y te diría cruel, porque muchos estudiantes gastan una fortuna en un pedazo de plástico y siguen sonando como suenan en ese momento.
Mi experiencia es que no se puede hablar de boquillas en abstracto, sin hablar del sonido que queremos lograr con ellas. La boquilla

sólo ayuda, facilita. Si te hace sentir cómodo, si te deja cerca de lo que tenés en la mente, tocás mas contento y eso hace que toques mejor.

Pero ¿qué sonido imaginás? Si ya sabés claramente qué sonido querés, probablemente no habrías hecho esta pregunta.

Entonces, lo primero es buscar. Si tenés un saxo lindo (que suena a saxo) y ponés una boquilla de pasta (Por ejemplo Otto Link 6, Selmer C* o -si sos un temerario- una Buescher) y te pasás varios años imitando diferentes características de saxofonistas que te gustan, tratando de imitar sus inflexiones, quizás puedas armar tu propio mapa sonoro y luego sepas mas claramente qué buscar.

No somos –con suerte- artefactos inanimados que soplamos tubos, la diferencia está en la mente.
Un par de grandes maestros que tuve hicieron foco en eso "escuchá la nota siguiente en tu cabeza antes de tocarla" para lograr timbre, volumen, afinación...lo que muchos creen que obtendrán por comprar otra-boquilla-mas.

(También hay técnicas de piano -por nombrar algo que conozco- donde se toca una mano y "se piensa" la otra. Porque ¿cómo se reconoce un pianista de otro si no es por su sonido?)

Por mas saxo y boquilla que se cambie, sin la imaginación y el pensamiento no hay arte posible.

• ¿Cuánto tiempo hay que dedicarle a la practica de este instrumento?
Este tema es sumamente importante. Como en muchas otras tareas, a más práctica, más y mejores resultados. Dejando de lado si el objetivo es tocar como un hobbie o dedicarse por entero a la música , tanto el instrumento como la práctica musical requieren de una presencia física, mental, espiritual, casi cotidianas.
Si no se cuenta con un mínimo de unas 4 hs semanales (4 dias de 1 hora, no 4 hs en un solo dia) no me parece conveniente iniciar este camino. El saxofón no es un instrumento terriblemente difícil, pero si no hay un compromiso de tiempo y paciencia se vuelve una tarea tediosa y un tanto frustrante.
Lo bueno de esto es que si hay dedicación, se vuelve una experiencia única, maravillosa y enriquecedora, tanto para el alumno como para mi como profesora.

• ¿Hay distintos tipos de saxos? ?Por cuál conviene empezar?
Por su tamaño, los saxos varian el registro sonoro (grave-agudo).

Prefiero el alto para empezar ya que resulta, según mi criterio, el más cómodo para arrancar.
Podemos partir de éste y fácilmente tocar los otros más adelante.